• Escuchar COPE Litoral en directo
  • Escuchar Litoral FM en directo
Hoy en Marina Alta
Obras

Llombai, el casco urbano de Vall de Gallinera deshabitado hasta ahora, vuelve a tener luz con farolas solares

La sostenibilidad energética es uno de los objetivos del ayuntamiento y, por ellos, ha colocado farolas solares para los nuevos habitantes
Las nuevas farolas solares de Llombai / Ayuntamiento de Vall de Gallinera

El Consistorio Municipal lleva apostando por la sostenibilidad energética de Vall de Gallinera, tanto en esta legislatura como en el anterior, y ahora se da luz a una de las patas de este proyecto municipal con la llegada del alumbrado urbano en Llombai, mediante farolas solares.

Llombai es de los cascos urbanos de Vall de Gallinera que hasta hace poco estaba deshabitado y, por lo tanto, olvidado de la vida diaria de este municipio montañoso. Con la llegada de nuevos habitantes en Llombai, el consistorio municipal decidió dar solución a la oscuridad que impregnaba las calles de esta aldea con el objetivo de dignificar el estado de este pueblo. Además hacía falta que el proyecto fundido sostenible y por eso el ayuntamiento decidió apostar para posar farolas solares siente colocadas en las pasadas semanas.

Esta nueva acción forma parte de un entramado de acciones iniciadas por el anterior y la actual legislatura, gestionadas por Gente por el Valle, y que pretenden mejorar los diferentes servicios municipales en materia de alumbrado público:

– Se ha realizado el cambio de alumbrado público de los diferentes cascos urbanos que conforman Vall de Gallinera, pasando a farolas de led. Consiguiendo así una reducción del consumo de borde el 60% anual.

– Se han colocado placas solares en el edificio del ayuntamiento para el autoconsumo, siente uno de los edificios que más consumo eléctrico diario tiene. Obteniendo así un autoconsumo del 26% anual.

– Se han optimizado las potencias de la infraestructura del servicio de agua potable del pozo de Benialí y la remuntadora de la Carroja, equilibrando los costes mensuales de este servicio.

Con estas acciones no solo se ha conseguido reducir los costes económicos de las arcas municipales sino que además se ha conseguido reducir con 59.55 toneladas las emisiones de CO₂ a la atmósfera.

Este proyecto municipal de reducción de emisiones de CO₂ y de ahorro energético también dispone de una rama más, basada en la creación de la Comunidad Energética Local. El Consistorio Municipal se encuentra inmerso en la primera fase, con la creación de una instalación fotovoltaica que suministrará energía limpia a los cascos urbanos de Benissivà, Benitaia y Benialí. Teniendo como objetivo, a corto plazo, ser extensivo en todos y cada uno de los cascos urbanos que conforman Vall de Gallinera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

holaWifi