Cultura

El origen del Roscón de Reyes nos remonta a las fiestas Saturnales

En el siglo II a. C. Las Saturnales era un periodo de celebraciones y alegría en el que los esclavos descansaban

Es el protagonista de la noche de Reyes y también al día siguiente, en su onomástica, el 6 de enero. Hablamos del Roscón de Reyes del que nos preguntamos cuál es su origen. Para conocerlo tenemos que adentrarnos en el siglo II a.C., en el que a mediados del mes de diciembre y durante una semana, se celebraban unas fiestas paganas, las Saturnales, para conmemorar el fin de la temporada agraria. Estas celebraciones honraban a Saturno, Dios de la agricultura y cosechas, coincidiendo con el cambio anual en el que se dejaba atrás el periodo más oscuro del año y los días empezaban a tener más horas de luz.

Las Saturnales era un periodo de celebraciones y alegría en el que los esclavos no tenían jornadas de trabajo y por tanto podían pasar esos días de fiestas y descanso. Durante la semana de celebraciones se realizaba una torta a base de miel en la que se introducían frutos secos, dátiles e higos. La preparación de esta torta se volvió una tradición que se practicaba año tras año y así se convirtió en uno de los postres más famosos y populares de la Fiesta de los esclavos, como se solía llamar de forma coloquial a este festejo.

Siglos más tarde, sobre en el III d.C. se introdujo el haba, ya que esta pequeña legumbre se consideraba símbolo de fortuna y fertilidad. Por lo que aquel al que le tocara la porción de la torta con el haba se le auguraba prosperidad durante el resto del año. Con el pasar de los años se fue transformando y adquiriendo la forma del Roscón de Reyes actual.

Ya en el siglo XVIII, un cocinero al servicio del rey introduce dentro del roscón una pequeña moneda de oro para darle una sorpresa al monarca, el pequeño Luis XV. A partir de este momento la moneda adquirió un valor simbólico superior convirtiéndose en la sorpresa deseada, mientras que, por otro lado, el haba, pasó a ser la sorpresa que nadie quería.

Aunque en España ya se conocía la tradición de comer el Roscón de Reyes, fue Felipe V quien introdujo la modalidad de incluir dentro de la masa una moneda como premio, que con los años se convirtió en una figurita de cerámica, a la vez que el haba se convirtió en un símbolo negativo.

También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *