Stadtplanung

Pego registra alrededor de 500 solicitudes de obras en 2023

El 70% de las actuaciones son obras menores, el restante obras mayores, en las que destacan las instalaciones de placas solares
La edil de Urbanismo de Pego, Laura Castellà / Redaktionelle Mitarbeiter

Die concejala de Urbanismo  del Ayuntamiento de Pego, Laura Castellà ha hecho balance de su departamento en el año 2023, periodo en el que el Consistorio ha recibido alrededor de 500 solicitudes para realizar obras en el municipio.

Die 70% del total son obras menores, mientras que el 30% restante son solicitudes para obras mayores. Apunta la edil que éstas últimas han aumentado “porque han aumentado las instalaciones de placas solares en muchas viviendas del municipio, actuaciones que se consideran obras mayores. Es una noticia muy interesante e importante para nosotros porque demuestra que la gente está concienciada con el medio ambiente y los problemas del cambio climático”.

Respecto a las obras que se llevan a cabo en el municipio, la edil ha explicado que el departamento ha notado que las construcciones realizadas durante el 2023 son más grandes y en muchas ocasiones no se solicita el permiso. De hecho se han registrado alrededor de un centenar de infracciones urbanísticas, “algunas de ellas están dentro de las 500 solicitudes por incumplir algunos requisitos, otras infracciones son de obras que no han realizado ningún tipo de registro para solicitar la actuación”, matiza. Una situación “que queremos reducir al mínimo, que se respete al máximo la normativa urbanística”.

A partir del 2024, ha explicado la edil de Urbanismo, se aplicará una sanción cuando se detecte una obra en la que no se haya solicitado el premiso correspondiente, “el recargo será del 5% del valor del presupuesto de la obra”. Además, comenta Castellà, el propietario deberá solicitar el permiso, “como corresponde”, del que deberá pagar la tasa por licencia urbanística y el ICIO (Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras). Una vez solicitado el permiso, “que es lo primero que debería haberse hecho”, recalca la concejala; se revisará la documentación y se dará luz verde o no a la obra, es decir, si es legal o no realizar dicha intervención. “En caso negativo, se aplicará una multa urbanística cuya cantidad se repartirá al 50% entre el constructor y el propietario”.

Nueva arquitecta

Este cambio de rumbo en el departamento urbanístico coincide con la toma de posesión de la nueva arquitecta municipal, Marina Pascual Perepérez. “Aprovechando este nuevo ciclo, queremos seguir mejorando en el departamento. El principal objetivo es agilizar las resoluciones, conseguir el 100% y hacer más amable la vida al ciudadano, especialmente con el que cumple con toda la normativa”, ha concluido Castellà

Schreibe einen Kommentar

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht. Erforderliche Felder sind mit * markiert